FANDOM



Los antiguos griegos ya conocían la cocina afrodisíaca y las pasiones eróticas que algunos platos provocaban. Se dice que la diosa griega Afrodita sabía preparar filtros de amor y mezclar pócimas para que sus amantes llegasen hasta el delirio. En la Edad Media los europeos descubren este tipo de cocina y le incorporan las especias como pimienta, canela, nuez moscada, el jengibre y la menta. Hoy, toda esta tradición sigue viva y se puede hablar de una cocina erótica y de los manjares afrodisíacos. Hay alimentos estimulantes, pero en realidad una comida es afrodisíaca cuando la misma es capaz de despertar los sentidos y estimular las fantasías de aquellos que la disfrutan. Los ingredientes afrodisíacos mas conocidos son los mariscos, el chocolate, la miel y especias como la canela y el cardamomo entre otras. Aunque hay otros como el aguacate y el cilantro.

Una comida rica y ligera servida en de forma divertida y sensual en un entorno tranquilo, despertará las pasiones. Una buena opción afrodisíaca es tener una cena de mariscos en un entorno adecuado que estimule los sentidos, las fantasías, la relajación.

A continuación algunos tips para lograr una comida con pasión:

  • Estimular la vista con colores y presentaciones no tradicionales al cambiar la presentación de la co
Ostras

ostras

mida, el plato y/o los cubiertos. Usar colores como el rojo y rosado, materiales naturales como la madera o de color marrón y accesorios en blanco y acero inoxidable.

El color rojo estimula el apetito y el deseo, la madera por su calidez es relajante, el blanco resalta los alimentos y acero inoxidable aporta el aspecto moderno.

  • Estimular el oído con música de fondo. Recordar dos cosas, primero qu



e esté a un volumen que permita la conversación y segundo que sea la música favorita de ambos.

  • Servir ostras, fondu o sushi resulta ser muy afrodisíaco, por que se presta a juegos y se puede intercambiar bocados con la pareja.
  • Utilizar picantes como aderezos y tomar una o dos copas de vino o de champagne son una muy buena opción.

Ahora a recordar siempre que: La seducción empieza en la cocina…!